NACE LA ‘AMÉRICA LATINA’ CONTRA LA INVASIÓN DE ESTADOS UNIDOS

In Calendario Latinoamérica

El 12 de septiembre de 1856, en Nicaragua se reúnen los generales Tomás Martínez Guerrero, líder del Partido Legitimista, y Máximo Jerez Tellería, líder del Partido Democrático, para firmar el Pacto Providencial que inicia la llamada ‘Guerra Nacional’ contra el filibustero estadounidense William Walker.

William Walker llegó a Nicaragua por primera vez contratado por el movimiento golpista -apoyado por los Estados Unidos-, para derrocar al presidente legitimista Fruto Chamorro y en medio de la guerra civil que asolaba a este país. Líder de los 60 filibusteros -piratas políticos y paramilitares- llegó a la conquista de Nicaragua. Tras varias batallas, recibió el apoyo político para constituirse en Presidente del país, aunque -claro- luego de perpetrar el fraude en las elecciones. Como presidente, restablece la esclavitud –abolida en 1824–, confisca los bienes de los opositores y castiga con la muerte a cualquier atisbo contrario. Además,  anuncia que “americanizará” al país insertando instituciones de Estados Unidos y trayendo colonos angloparlantes, situación que quería extenderla al resto de Centroamérica.

Walker era partidario de la doctrina racista del Destino Manifiesto, según la cual Estados Unidos estaba destinado, por la providencia, para expandirse hacia el oeste de Norteamérica y hacia el sur. Y racista, porque planteaba que los pobladores latinoamericanos eran seres inferiores y no tenían la capacidad de gobernar. Dado que su intención era ser aquel caudillo “salvador”, primero invadió y trató, fallidamente, de constituir la República de Sonora en México (1853), para luego intentar realizar la proeza en Centroamérica.

Para Estados Unidos era vital apoderarse de Nicaragua. Durante muchos años, la mejor vía para cruzar Estados Unidos de este a oeste era navegar hasta Nicaragua, cruzarla y luego navegar por el Pacífico hasta San Francisco en un tiempo de mes y medio. Estos viajes estaban monopolizados por el empresario Cornelius Vanderbilt. Los impuestos que pagaba eran motivo de codicia y discordia entre los políticos nicaragüenses.

Tras su llegada al poder en Nicaragua, los países vecinos se unieron en su contra. Expulsado, nunca descansó para desistir de sus intenciones. Dos días después de la declaración de la Guerra Nacional, se produjo la batalla de San Jacinto, en la que los 300 efectivos de Walker fueron derrotados por un contingente del Ejército del Septentrión, comandado por el coronel José Dolores Estrada Vado. En 1857, Walker se rinde y regresa a Estados Unidos como héroe de los esclavistas del sur de EEUU y, obviamente, del Destino Manifiesto.

En 1860, Walker publicó en Estados Unidos el texto “La guerra de Nicaragua”, que cuenta la experiencia de sus incursiones de 1855, y cuyo objetivo era el de buscar, y tratar de conseguir, el apoyo de la oligarquía sureña para que financien nuevas incursiones en Centroamérica. Así, organiza nuevas expediciones. La segunda incursión fue apoyada por la marina británica que promete protegerlo, pero no cumplen su palabra y entregan a Walker al gobierno hondureño. Finalmente, fue fusilado en la ciudad de Trujillo, Honduras.

Fue, luego del período de independencias, cuando varios países se unieron ante una amenaza a su libertad. Así, el conflicto generó que por primera vez se utilice el término de ‘AMÉRICA LATINA’, lo que generó un sentimiento del renacer de la idea bolivariana de la unidad necesaria de la Patria Grande.

TRAS LA HISTORIA DE VÍCTOR JARA

Al día siguiente del golpe de Pinochet, el 12 de septiembre de 1973, el diario La Segunda de Santiago de Chile, anuncia que el cantante Víctor Jara ha fallecido de manera no violenta, y que su sepelio ha sido de carácter privado.

En realidad, Jara estaba siendo torturado y sería asesinado cuatro días después.

Deja una respuesta:

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Mobile Sliding Menu