La historia se repite

In Bolivia

Las narconovelas con elenco colombiano que exaltan las figuras de sanguinarios narcotraficantes, producidas por la cadena hispana con sede en Miami, Telemundo, en asociación con Caracol de Colombia y NBC de EEUU y financiadas por Hillary Clinton cuando era parte del gobierno de Barack Obama, también han causado efecto en Bolivia.

Es así que observamos con cierto asombro como el presidente del comité cívico de Santa Cruz ha secuestrado a todo un pueblo, según sus propias palabras, con estrategias que utilizaba Pablo Escobar, un afamado criminal y narcotraficante. En esa ciudad del oriente boliviano, este sujeto invocando a Dios y a Pablo Escobar, a punta de bates, chantaje, amenazas e incluso armas, esta sembrando el caos y el terror entre la población, con el pretexto de que hubo fraude electoral, pero sin presentar prueba alguna ante el Tribunal Supremo Electoral, ni ante organismos internacionales que actualmente se encuentran en Bolivia realizando una auditoria integral de las elecciones.

Por supuesto que esto no es tan simple. Detrás de este pequeño Pablo Escobar boliviano están los extremistas de las nefastas logias masónicas que hasta el 2005 tenían el control político en esta ciudad, así como la Gobernación de Santa Cruz e intereses externos que financian y apoyan logísticamente.
La historia se repite

Ya el 2008 estos mismos extremistas trataron de incendiar y desmembrar el país con ayuda del embajador norteamericano Philip Goldberg, quien fue expulsado del país por su participación directa en ese intento de secesión de Bolivia.

Pero ¿quién es Luis Fernando Camacho?

La familia de Camacho que tenía el monopolio del gas en Santa Cruz hasta el 2006 a través de las empresas, Socre, que realizaba las instalaciones, propiedad de Enrique Camacho, tío de Luis Fernando y Controgas de propiedad de su primo Cristian Camacho, según denuncias emitidas a medios periodísticos, tiene procesos millonarios con el Estado.

Según éstas denuncias, José Luis Camacho se habría apropiado de $us 20 millones del Estado y otros Bs 20 millones por evasión de impuestos. Pero además, Luis Fernando Camacho apareció en la lista de los Panama Papers, formando parte de empresas “Off Shore”, asentadas en paraísos fiscales con el propósito de evadir impuestos o por el presunto lavado de dinero.

Estas son sin duda, algunas de las razones por la que éste personaje que está convulsionando al país, necesita que vuelva un gobierno neoliberal, como el de Carlos de Mesa, para evadir esas deudas y recuperar el monopolio del gas de los bolivianos.

Mientras el pueblo cruceño es obligado con violencia a acatar un criminal paro por las hordas fascistas a sueldo de Luis Fernando Camacho, quien además de forma despótica se atrevió a dar un plazo de 48 horas para la renuncia del Presidente Evo Morales, creando la ruptura del orden constitucional, la OEA, representantes de la ONU y países como Perú, México Paraguay y España, a pedido de gobierno, realizan una auditoria integral de las elecciones realizadas el 20 de octubre, con el triunfo en primera vuelta del Movimiento al Socialismo por más de 650.000 votos.

Pd.-Al momento de terminar esta nota, una marcha pacífica compuesta por Mineros, obreros, campesinos y otros ciudadanos recorre por las calles de Oruro, brindando apoyo incondicional al gobierno. Así como en esta ciudad, en otros departamentos se han anunciado concentraciones y marchas, repudiando la violencia generada por la derecha más recalcitrante y en defensa del Proceso de Cambio liderado por el Presidente Evo Morales, que a partir del 2006 catapultó a Bolivia en la economía de mayor crecimiento en América del Sur.


Adolfo Condarco Mariño

Mobile Sliding Menu