LA FORMACIÓN DEL IMPERIO AMERICANO (Luiz Alberto Moniz Bandeira)

In Libros AntiImperiales

Luiz Alberto Moniz Bandeira, historiador del Brasil moderno, formado en la filosofía alemana, brinda aquí uno de los estudios más profundos sobre la formación del Imperio Americano. El autor investigó y recogió informaciones de fuentes que, por dispersas y fragmentadas, impiden al público en general conocer la causa y esencia de ese fenómeno.
Esta obra analiza cuestiones tanto domésticas como internacionales, desde la guerra contra España hasta la actual guerra en Irak, y desmiente verdades consagradas, como el mito de un Estado burgués democrático menos violento y brutal que el absolutismo de la Rusia zarista o la Alemania militarista. Por el contrario, además de la sangre indígena y obrera con la que se amasó la expansión de las fuerzas productivas a partir de la Guerra de Secesión, el estado de guerra permanente de Estados Unidos, sin perjuicio de la necesidad militar, es acumulación de capital de la industria bélica. Esa potencia militarista tuvo, según el autor, un sólo rival serio, Alemania, país al que le atribuye la misma capacidad de desarrollo de las fuerzas productivas, aunque con dificultades geográficas para su expansión imperial. Conflicto resuelto en la Segunda Guerra Mundial, donde Estados Unidos obtiene la hegemonía total a costa de la destrucción de medio mundo y cincuenta millones de muertos, con una minúscula proporción de sus ciudadanos. Luego, el exagerado temor a la presencia soviética invirtió por un lado las intenciones estadounidenses de fragmentar a la nación alemana y, por otro, desarrolló la carrera armamentista, vital para la expansión sideral de su industria bélica.
El libro, como una novela de terror, muestra la realidad de un siglo que vendría a confirmar la hipótesis de Kausky: los monopolios dejarían de competir entre ellos para conformar el ultraimperialismo; la industria bélica fomenta guerras por todo el globo y Estados Unidos se enriquece en forma literalmente criminal. Es significativa la similitud de la política de casi todos los presidentes estadounidenses con las políticas de Hitler. Esto puede sonar a exabrupto o a frase de barricada, sin embargo la exposición ordenada de hechos, tal como los presenta el autor, es inapelable: el proceso de perversión de los ideales de Tom Paine, la democracia americana, la división de poderes y el republicanismo, involucionaron hacia el despotismo militar –ya con Abraham Lincoln– pasando por el macartismo, hasta la actual evolución liberticida por el pánico al “terrorismo”: la creciente restricción a las libertades y los derechos civiles, el USA Patriot Act… Del mismo modo, el incendio del Reischstag instituyó la tiranía sin revocar una sola línea de la Constitución de Weimar.
Obra monumental que debería ser traducida también al inglés, para el público estadounidense. Una advertencia: las valiosas citas que el autor transcribe escrupulosamente en las lenguas de origen, sustento de muchas de sus afirmaciones, no han sido –y es de lamentar– traducidas para esta edición castellana.

Deja una respuesta:

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Mobile Sliding Menu