EL PRESIDENTE DE EEUU TOMA CONOCIMIENTO SOBRE LA EXISTENCIA DE GRUPOS INSURGENTES EN BOLIVIA Y SUS EFECTOS SOBRE LA REGIÓN

In Calendario Bolivia

UN DÍA COMO HOY, 16 de agosto de 1970, a través de un memorándum secreto el subsecretario de Estado para Asuntos Políticos, Alexis Johnson, informó al Presidente de EEUU, Richard Nixon, sobre movimientos insurgentes en Bolivia, integrados por grupos de universitarios, grupos de la Democracia Cristiana y por el Ejército de Liberación Nacional (ELN).El informe, motivado por la solicitud del Consejero de Seguridad Nacional, Henry Kissinger, concluye que “no hay necesidad de esfuerzos especiales de los Estados Unidos en este momento más allá de la distribución urgente de suministros que se está tramitando, algunos desvíos MAP [Programa de Asistencia Militar, por sus siglas en inglés], y las ventas en efectivo de municiones”.De acuerdo al subsecretario, el ELN no estaría en condiciones de desarrollar actos de terrorismo en las principales ciudades, sin embargo, afirma que se desconoce el tamaño real de la organización y sus intenciones. Ante este panorama, continúa, el Ejército estaría en condiciones de controlar brotes aislados de insurgencia pero si los brotes se masificaran la situación se tornaría diferente y, además, la capacidad de la Policía Nacional también sería limitada para controlar disturbios urbanos.En relación a la asistencia militar, el memorándum presenta un resumen del MAP y de la Asistencia Pública de Seguridad Interna. “El programa MAP, el año fiscal 1970, dividido en partes iguales entre la formación y material, totalizó $us. 1,6 millones. La entrega de elementos ha comenzado en el año fiscal 1969 y 1970, incluidas las armas pequeñas, municiones, equipos de comunicación y vehículos tácticos. Debido a la emergencia de Camboya el material del programa MAP para el año fiscal 1971 ha sido suspendido y habrá probablemente más reducciones en la parte de formación. Un programa modesto de seguridad pública se restableció en el año fiscal 1971 con un presupuesto de $us. 118.000 (que puede llegar a $us. 175.000), incluyendo la provisión de dos hombres del equipo consejero, capacitación y equipamiento. Materias primas adquiridas en el año fiscal 1970 han llegado recientemente a Bolivia”.El subsecretario finaliza el memorándum haciendo referencia a que la República Argentina, que ha demostrado reiteradamente su preocupación por su seguridad interna debido a la inestabilidad en Bolivia, habría enviado 5.000 botiquines de primeros auxilios al país, alertando también a un regimiento. Johnson asegura que desconoce que el Gobierno boliviano haya solicitado a la Argentina el envío de tropas, sin embargo, cree que es poco probable que lo haya hecho y que los argentinos envíen tropas sin una solicitud. Continúa diciendo que en caso de que los vecinos de Bolivia asuman una mayor participación en los costos de enfrentar a la guerrilla “esto sería deseable desde el punto de vista de los intereses estadounidenses. Sin embargo, la intervención activa de los vecinos de Bolivia más allá de la asistencia financiera o material, en particular el despliegue de tropas, podría causar serios conflictos en el centro del hemisferio debido a las tradicionales rivalidades nacionales en la zona”.

Fuente: Foreign Relations Of The United States (FRUS), 1969-1976, vol. E-10, N° 90

Mobile Sliding Menu