EL PONGO O FELIPILLO DE VÍCTOR HUGO CÁRDENAS

In Bolivia, CatArtBolivia, Principal

Por Elíseo Cabral (*)

Dice la noticia:  “el político boliviano Víctor Hugo Cárdenas arremetió en su cuenta de twiter acusando al presidente Morales de meterse en asuntos de otros países, refiriéndose a su discurso en la ONU ”…Evo Morales se entrometió en otros países ”

Lo curioso de esta afirmación pública de denuncia es cuando el ex vicepresidente en el ejercicio de sus funciones junto con otros líderes indígenas de oposición, se reunían con la embajada de Estados Unidos para conspirar contra el gobierno, incluso pedían a la Embajada apoyo para líderes indígenas jóvenes y opositores.

(06laPaZ3223, 29 de noviembre de 2006, confidencial). Este grupo de líderes indígenas (entre los que se destacan: Víctor Hugo Cárdenas, René Joaquino, Fernando Untoja, Berta Acarapi y Gustavo Morales) se mostraron contrarios a Cuba y Venezuela, razón por la que le pidieron a Estados Unidos persistir en este asunto.
En el cable mencionado, Cárdenas “creía que Morales estaba construyendo un estado socialista cubano bajo el disfraz de ‘comunitarismo social’ y llamó a Bolivia ‘el peón internacional de Cuba y Venezuela’” (06laPaZ3223, 29 de noviembre de 2006, confidencial). En esta misma dirección, los participantes de la reunión pidieron que el gobierno norteamericano apoye una nueva generación de líderes indígenas.
Fuente: Bolivia Leaks.

Cabe destacar que que Víctor Hugo Cárdenas, ‘el Pongo de Sánchez de Lozada’ como se lo llamó, siempre fue un cabildero de gobiernos extranjeros, en este caso estadounidense. Porque la carrera de este supuesto líder indígena (que en su momento fue acusado por Silvia Rivera de ser un informante del poder), dio el salto de dirigente político, desde el populismo disfrazado de indígena del MRTKL, pasando por el nacionalismo falso del MNR y concluyó siendo neoliberal.

Y con este último grado  de servilismo o pongueaje neoliberal, parecido a un Felipillo con los españoles, se demuestra el grado de injerencia de EEUU sobre el gobierno de Gonzalo Sánchez Lozada -Víctor Hugo Cárdenas durante el periodo 1993-1997, cuando sencillamente se entrometía a gusto y sabor en la política interna boliviana.  En otras palabras, sino ¿cómo se explica que igualmente durante ese primer gobierno, junto con el MBL, Víctor Hugo Cárdenas (un movimiento de izquierda y un indígena) haya estado de acuerdo con las leyes de capitalización promovidas por el neoliberalismo e incrustado en el Banco Mundial? Es conocido que hubo pagos -a través de Carlos Sánchez Berzain- a congresistas para que aprobaran las leyes de Hidrocarburos y Capitalización, y la consecuencia fue la llamada ‘Guerra del Gas’ de octubre de 2003 en El Alto y La Paz, y cuyas víctimas mayoritarias fueron aimaras.

Por lo demás, ¿qué instrucciones habían acerca de qué hacer con Evo Morales, el rebelde que se oponía a esas leyes de enajenación patrimonial del Estado boliviano por un gobierno claramente entreguista? Esto lo debería aclarar Cárdenas, el ‘informante del poder’, y, digamos, el indio bueno o servil y tolerado por las clases dominantes y blancoides bolivianas, en contraposición al rebelde: léase Felipe Quispe, El mallku o Evo Morales. Sería interesante que Cárdenas aclare igualmente el caso del Fondo de Desarrollo Campesino, donde se acusó a su hermano de un millonario desfalco. ¿Será el pago por dejar entrometerse a las potencias extranjeras?

Pero ya, y durante el segundo período 2002-2003 y cuando ya estaba Mesa como vicepresidente, y después de haber sido usado como carta democrática, se le retiraba la confianza colocando a Cárdenas en la congeladora. Una vez cumplido su rol servil de mostrar como indio los ‘beneficios’ de esas leyes antinacionales aprobadas, era ya inconveniente para la república tener un indio a mano. Por otra parte ¿qué pasó con la supuesta transparencia acerca de los gastos reservados que se manejaron tan discrecionalmente durante el gobierno de Goni-Víctor Hugo Cárdenas 1993-1994? Se sabe que hubo pagos en dólares que se realizaban vía USAID a jerarcas y funcionarios de Sánchez de Lozada y posteriormente son los mismos que se dieron durante el efímero gobierno Goni- Mesa, y luego solo este último.

Actualmente Cárdenas se ha sumado a la  ala más conservadora de esas élites blancoides, para seguir prestando su rostro indígena, tal como lo hizo anteriormente, y aunque esas clases lo desprecien, su palabra atacando a Evo Morales es siempre bienvenida; pues como suele suceder el enemigo no es precisamente el de la trinchera del frente, sino con frecuencia está en la misma, en este caso de los aymaras. Y también como se sabe, el enemigo de mi enemigo siempre será mi amigo, sobre todo cuando traiciona a su misma raza.

El juicio a Goni en EEUU, donde salió indemne, prueba el paraguas institucional que brindó (y brinda) Washington a sus aliados por dejar entrometer sus políticas y seguir las instrucciones para aprobar leyes privatizadoras, de las cuales Víctor Hugo Cárdenas, cuando fue presidente nato del congreso, es tan responsable como su patrón, hoy asilado en EEUU.

 

*Eliseo Cabral es Lic. en Humanidades e investigador en temas históricos, sociales y políticos y miembro de la Comunidad de Investigadores Anti-imperialistas.

Deja una respuesta:

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Mobile Sliding Menu