Asedio a la embajada de Venezuela en EE.UU., otro ítem en agenda golpista

In Acciones del Imperio, Principal

Resultado de imagen para policia en la  embajada de Venezuela en EE.UU.

TELESUR

El Colectivo de Protección de la Embajada busca evitar que la oposición tome ilegalmente el recinto diplomático.

La antigua embajada de Venezuela en Estados Unidos se encuentra bajo asedio desde la semana pasada y sin energía eléctrica desde el jueves, una política de ataque imperial que se ha vuelto habitual en los últimos meses.

Venezuela rompió relaciones con Estados Unidos en enero, después de que el gobierno de ese país reconociera como “presidente interino” al diputado opositor Juan Guaidó e impulsara una serie de agresiones contra los venezolanos.

No obstante, dentro de la embajada quedan huéspedes que, ante el asedio de opositores, han defendido el recinto diplomático de Venezuela con el nombre Colectivo de Protección de la Embajada. Las inmediaciones de la embajada en Washington han sido escenario de violencia opositora contra manifestantes que apoyan el gobierno de Nicolás Maduro.

El corte del suministro eléctrico ha sido otra medida de presión para que los activistas a favor de la Revolución Bolivariana dejen la embajada. Otra de las presiones es el impedimento para adquirir alimentos.

Los activistas lanzan morrales para que se los llenen de comida, pero en algunos casos los opositores lo impiden. Al respecto, la corresponsal de teleSUR en Washington, Alina Duarte, relata que los cuerpos de seguridad estadounidense no intervienen para garantizar la seguridad de la embajada ni de los activistas.

Los huéspedes se encuentran evitando una ocupación ilegal, que ha sido buscada por la oposición al designar diplomáticos al margen de las leyes.

El hostigamiento a la sede diplomática de Venezuela en Washington es parte de la agenda de agresión que ejecuta el gobierno estadounidense contra Venezuela, en alianza con la oposición, que dejó también un intento de golpe de Estado el 30 de abril.

Según el artículo 22 de la Convención de Viena, los locales de la misión diplomática, como la venezolana, no pueden ser penetrados por agentes del Estado receptor sin el consentimiento del jefe de la misión, por lo que solo podrían entrar en la embajada si tuvieran la autorización de los representantes diplomáticos de Venezuela en el país.

Los únicos que actualmente tienen esa autorización por parte del Gobierno venezolano son los activistas del Colectivo de Protección de la embajada de Venezuela en Washington.

“El Estado receptor tiene la obligación de proteger las sedes diplomáticos contra toda intromisión o daña y evitar que se turbe la tranquilidad de la misión”, reza dicho artículo.

De esta manera, EE.UU. ha violado reiteradamente el derecho internacional, al permitir que los seguidores de Juan Guaidó asediaran la embajada hasta intentar entrar, por lo que se está violando el derecho internacional con la orden de desalojo del Gobierno estadounidense para entregar la sede al representante de Guaidó en Washington, Carlos Vecchio.

Además, el argumento que sostiene EE.UU. sobre su reconocimiento al Gobierno paralelo de Juan Guaidó también viola el artículo 35 de la Convención de Viena: “El Estado receptor está obligado a respetar y proteger los locales de la misión, y el Estado acreditante podrá confiar la custodia del mismo a un tercer Estado aceptable para el Estado receptor”.

De esta manera, EE.UU. debería permitir que la embajada de Venezuela en Washington sea protegida hasta que su custodia sea transferida a un Estado neutral como Suiza, tal como reclaman los activistas del Colectivo de Protección de la Embajada de Venezuela.

Fuente: https://www.telesurtv.net/news/asedio-embajada-venezuela-eeuu-20190510-0012.html

Deja una respuesta:

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Mobile Sliding Menu