Una vez más EEUU impulsa el terrorismo en Venezuela

In América Latina y el Mundo, Principal

Por Marcelo Inti Saravia (*)

 

El jueves 7 de marzo, Venezuela sufrió un apagón a causa de un ataque cibernético que dejó sin energía eléctrica a varios estados, afectando gravemente al Sistema de Control Automatizado de Regulación, lo que virtualmente paralizó al país.

El ministro de Comunicación e Información, Jorge Rodríguez lo atribuyó a un sabotaje causado por la ‘brutal agresión de la administración del presidente norteamericano Donald Trump, en complicidad con el auto proclamado Juan Guaidó’. Es la guerra de quinta generación que comienza a intensificarse, vistos los anteriores fracasos para dar un golpe de estado en contra del régimen de Maduro; es decir provocar temor a través de bloqueos y sabotajes para generar temor, confusión, incertidumbre e inseguridad en la población venezolana, añadiéndole ahora el elemento eléctrico y energético, lo que afectó la capacidad laboral y educativa en la República Bolivariana ¿acaso ya estamos en una guerra de 6a generación?

Las pruebas en que se basó Rodríguez para tal afirmación son los propios tuits del ultraconservador senador yankee Marco Rubio. En los mismos, textualmente dice: 1) La falla eléctrica en todo el país en #Venezuela que ahora está en su 25ª hora está causando daños económicos devastadores a largo plazo. 2) En un abrir y cerrar de ojos, toda la capacidad de producción de aluminio del país fue destruida por los daños causados ​​por el apagón. 3) Esta noche, el “Bob de Bagdad” de #Caracas @jorgerpsuv reveló que causé el corte de energía eléctrica a nivel nacional y continuo en #Venezuela. Para finalizar, Rubio pide ‘mis disculpas a la gente de Venezuela. Debo haber presionado mal en la aplicación de “ataque electrónico” que descargué de Apple. Mi error”.

 

El ministro venezolano Rodríguez refiriéndose a los tuits de Rubio continúa y pregunta: ¿cómo es que Rubio se pronuncia minutos después sobre la falla eléctrica? Además de los de Rubio aporta como prueba adicional los tuits de Mike Pompeo y el propio Juan Guaidó.

Lo que no deja lugar a dudas de que esto sería, nada más, un globo de ensayo para ir abonando el terreno hacia una intervención militar abierta, y a gran escala, de parte de EEUU y sus aliados proimperialistas como Colombia y Brasil, principalmente; eso sin descartar el apoyo logístico e inclusive con tropas de la Unión Europea. Para ello, Trump ha creado un equipo especial con ese objetivo, compuesto por Elliot Abrams, representante especial de EEUU, John Bolton, Asesor de Seguridad Nacional y Mike Pompeo, secretario de Estado. Como ‘coordinador’ del equipo funge el nombrado Marco Rubio.

(Foto : Mike Ponpeo)

Lo cierto es que estos personajes tienen un amplio prontuario de desestabilización y guerras. Abrams dio apoyo al dictador guatemalteco Efraín Ríos Mont, acusado de provocar el genocidio contra los indígenas; Abrams igualmente estuvo envuelto en el escándalo Irán- Contras; por su parte Bolton fue uno de los cerebros de la funesta invasión de Irak, con las consecuencias sabidas y que duran hasta ahora; es además un negador y crítico de la ONU, y de la Corte Penal Internacional, con la lógica de que “en el mundo habiendo un solo poder real, que son los EEUU, aquellas no existen” (Cambio 09/ 03/19 p 2).

Abrams manifestó que lo de los apagones no es nuevo, se debe al saqueo y la corrupción interna; en cambio Mike Pompeo declaró que el apagón se debe ‘a la incompetencia del gobierno de Venezuela. Y Bolton afirmó que ‘esta es una brillante oportunidad de llevar a empresas norteamericanas a Venezuela’ (Infobae).

El apagón es una muestra más de la conjura imperialista en contra del gobierno legítimo y progresista de Nicolás Maduro, cuando lo que está en juego es simplemente dos visiones de país, la interna, de Maduro que salvaguarda los intereses internos y la externa, de presión capitalista y comandada por y alineada a Washington.

Esta situación tensa hasta extremos peligrosos esta dualidad, entre quienes defienden su sistema de vida y proteger sus recursos naturales y los que quieren imponerse.

(*) Marcelo Inti Saravia, es investigador en temas históricos, políticos y sociales; y miembro de la Comunidad Antiimperialista.

Deja una respuesta:

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Mobile Sliding Menu