RIMAY PAMPA: EL PERIODISTA SERVIL A LA ESVÁSTICA: ANDRÉS GÓMEZ

In Bolivia, CatArtBolivia, Principal

Resultado de imagen para andres gomez en los yungas

 

Por Eliseo Cabral (*)

Cuando juzgaron al criminal de guerra nazi Klaus Barbie, en su alegato dijo que cometió esos crímenes de guerra porque ‘era un soldado en tiempos de guerra’. Como se sabe, Barbie fue protegido por las dictaduras fascistas de Barrientos, Banzer y Luis García Meza. Y tenía a paramilitares europeos bajo su mando: los llamados Novios de La Muerte. En esa época ‘el periódico oficial’ era El Diario, periódico reaccionario que hacía de caja de resonancia de aquellas dictaduras. Para más datos, García Meza nombró como cónsul en Nueva York a Enrique Crespo, yerno de los dueños del periódico, Jorge Carrasco y Elena Jhanssen. Crespo marcaba, se puede decir, la línea de El Diario: defensa de la narco dictadura garciamecista frente a una supuesta invasión Castro comunista. Es un ejemplo de servidumbre ‘natural’ de este periodismo al militarismo: en cambio el semanario Aquí había sido acallado y su director Luis Espinal asesinado.

La Página Web RimayPampa, que responde a la fundación ‘Vicente Pazos Kanki’ de propiedad de Samuel Doria Medina, está a cargo de Andrés Gómez Vela. En la misma se procesó una infografía (septiembre 2018) donde se acusa que el caso ‘Hotel Las Américas’, acaecido el 16 de abril de 2009 en la ciudad de Santa Cruz, fue un montaje del gobierno para descabezar a los líderes separatistas del oriente boliviano, y por su resistencia a ser gobernados por un indio. Los ataques racistas en Santa Cruz, en Sucre, en Cobija probaron, de manera objetiva e imparcial, esta hipótesis. El más radical de esos caciques era Leopoldo Fernández, prefecto de Pando cuando murieron 11 campesinos en Porvenir. Masacre tipificada por organismos internacionales como ‘crimen de lesa humanidad’, por cuyo accionar Fernández fue tomado preso y llevado a La Paz. En el caso ‘Hotel Las Américas”, la infografía probaría que en el llamado Caso Terrorismo solo fue ‘una ejecución extrajudicial’ a paramilitares europeos: Eduardo Rosza, Arpad Magyarosi y Michael Dwyer, (¿Los Cortejos de la Muerte?). Lo que no aclara esta infografía es por qué fueron contratados y dotados de armas por el poderoso lobby cruceño de las logias empresariales: poco les faltó proveerles de ambulancias como en el golpe de García Meza, cuando fue asesinado Marcelo Quiroga Santa Cruz. ¿Qué le queda ahora a Gómez? ¿Acaso parafrasear a Barbie de que ‘soy un periodista en tiempos de guerra?’ ¿Contra el Castro-comunismo? Que no lo escuchen las víctimas de las dictaduras. Es el mismo discurso.

Inicios del periodismo servil

“Cuando en 1952 asumió el poder el MNR implementó una serie de presiones en contra de la libertad de expresión, como la destrucción de las instalaciones de Los Tiempos de Cochabamba y la clausura de La Razón, asimismo presionaba a los medios con la dotación de papel y la creación de los censores de prensa. El objetivo era tener a la prensa a su servicio. Durante las dictaduras militares posteriores se implementó el Servicio Civil Obligatorio, con la finalidad de controlar a la prensa y enjuiciar a los periodistas”, llegado el caso. (Manuel Benítez). En los gobiernos democráticos la subordinación del periodismo fue a la gran empresa privada, la banca y la agroindustria y minería privadas, con los gobiernos ultra liberales de Víctor Paz, Jaime Paz Zamora y Gonzalo Sánchez de Lozada. Por ese entonces, Doria Medina compró el periódico ‘Hoy’ de La Paz; donde sus abusos a los periodistas eran moneda corriente. Ya no se presionaba a los periodistas, se los chantajeaba, y a los medios chicos mediante publicidad. Mucha de la prensa se puso inmediatamente al servicio de esas políticas para sobrevivir. Por otra parte, en el viejo intento de seguir reacomodando el Estado a la Iglesia, el cura-periodista José Gramount de Moragas (recientemente fallecido) creó en 1963 la Agencia de Noticias Fides, supuestamente para darle un cariz ético a la prensa a través de los medios católicos, aunque más bien fue una poderosa herramienta de control. Baste un ejemplo, cuando comenzó a emerger el fenómeno Palenque, Fides, de la mano de su director, el cura Pérez, se encarnizó contra CONDEPA, tipificándolo de impío y populista, que se estaba saliendo de control al ser elegida diputada la primera mujer de pollera.

Los 90 son los años dorados para Amalia Pando. Cuando gobernaba Gonzalo Sánchez de Lozada era usual que de tanto en tanto invitara un grupo de periodistas a pasar un fin de semana en su hacienda de los Yungas. Los colegas cuentan que Amalia Pando prácticamente acosa a Sánchez de Lozada para pasar supuestamente la noche en su dormitorio, así tener información de primera mano y de paso ofrecerle sus servicios. Pero  al parecer Goni, con cierto gusto optó por una modelo cruceña. Para más datos los abogados de Carlos Sánchez Berzain eran los asesores jurídicos de PAT; por otro lado las pérdidas causados al canal estatal 7 por la sociedad PAT (además de Pando, Mesa y Valdivia) alcanzaron 170.000 dólares por una “invitación pública por contratos de publicidad (1994).

Como alumno aventajado de Amalia Pando en mañas (ambos  trabajaron en Erbol) Gómez es un experto vividor. Aprovechando de su cargo de docente de la carrera de Comunicación en la UMSA alimenta a esa Página y Blog con el apoyo (¿gratuito?) de sus estudiantes, o retribuyéndoles con nota. Por si fuera poco, y atropellando la libertad de expresión de sus estudiantes les imparte, como si fuera la única verdad y parte del currículo, su línea ideológica personal. Sus incursiones alejadas de su ámbito laboral en el Chapare (quizá con permiso del rector Waldo Albarracín) son otra gran interrogante: ¿quién le financia sus viajes e investigaciones para armar infografías fakes y conspirar? Porque también anduvo en La Asunta, justo antes de los hechos sangrientos de fines de agosto de este año. Y queda la misma duda, ¿es un agitador que luego dará una noticia o enseñará a fabricarla? o es al revés: ¿un agitador que luego hará de periodista y docente universitario?

El servilismo de Andrés Gómez Vela como encargado de redes sociales de la fundación ‘Pazos Kanki’, se debe a su financiador, Samuel Doria Medina, y tiene a su cargo la campaña o guerra digital por el 21 F. En una reunión que se llevó a cabo en la sede de la fundación Gisbert en la calle Comercio, a media cuadra de Plaza Murillo, y en coordinación con el encargado de Prensa de la embajada de EEUU en La Paz, Erick Foronda y Tonny López, discutieron sobre la ‘Evaluación y Perspectiva de la Victoria por el No’, donde estuvo presente, entre otros individuos, Oscar Eid, ex preso por los narco vínculos (¿dónde quedó la política antidrogas de cero tolerancia de EEUU?) y un conglomerado de políticos oportunistas de la derecha boliviana, sumándose al furgón de cola del 21 F. El asesor y administrador, o Comunity manager es precisamente Tonny, López, experto en guerra digital y manejo de trolls.             

RimayPampa representa por sí misma el peligro de publicar “25 hechos que, según la defensa,   demuestran que el caso Rozsa fue un Montaje”, y con el único interés de socavar la credibilidad del gobierno (en ese afán usa a un oscuro ex militar: Gary Prado). En ese sentido, RimayPampa no es más que un medio que apuntala a la guerra de cuarta generación (¿les suena algo la Calancha?), y a fortalecer a las fuerzas antidemocráticas como las que trajeron a Rozsa; y en el fondo echar un manto de olvido sobre los crímenes cometidos por la ultra derecha en la historia del país.

Aparte de fatigar a la realidad con sus embustes, lo cierto es que Gómez Vela se vale de esos medios sensacionalistas, pero que al ser autónomos, lo que parece ser el caso, carecen de cualquier filtro o crítica interna que lo controlen a él y sus “noticias”. RimayPampa, en busca desesperada de audiencia, ha iniciado así su particular guerra por la desinformación, lo que a su vez genera mayor desinformación: las “víctimas” son los terroristas (comprobados) del Hotel Las Américas, contratados por patrones de ideología fascista, que resultan absueltos ante la historia por Gómez Vela.

(*) Eliseo Cabral es licenciado en Humanidades y miembro de la comunidad antiimperialista.

Deja una respuesta:

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Mobile Sliding Menu