EL GOBIERNO BOLIVIANO DECLARA LA CADUCIDAD DE LAS CONCESIONES DE LA STANDARD OIL CO. DE BOLIVIA (13-3-1937)

In Calendario Bolivia

Un día como hoy en 1937, el gobierno del Cnel. David Toro, mediante Resolución Suprema, declaró: “la caducidad de todas las propiedades de The Standard Oil Co. de Bolivia (…) por defraudación comprobada de los intereses fiscales.” Todos los bienes de la compañía estadounidenses pasaban a ser propiedad del Estado y Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), que quedaba encargado de la administración y manejo de todos los bienes. En respuesta, el Departamento de Estado instruyó a su embajador en La Paz, Henry Norweb, que transmita al gobierno la esperanza de que las diferencias “se resuelvan en una manera equitativa para todos (…)”. Fue el inicio de un largo proceso de presión política y económica que concluirá con la indemnización de la empresa en 1942.

Por su parte, The Standard Oil Co. de Bolivia solicitó oficialmente la reconsideración de esta medida, misma que fue negada mediante Resolución de 17 de marzo. En segunda instancia, el 21 de marzo de 1938, como establecía el contrato, la compañía recurrió a la Corte Suprema de Justicia para demandar la nulidad de las Resoluciones de 13 y 17 de marzo y del Decreto Ley de 30 de abril, todas de 1937. (Hoz de Vila, 1988: 178-179).

El 15 de marzo, el Ministro Plenipotenciario de EEUU en Bolivia, Henry Norweb, informó al Departamento de Estado de la Resolución Suprema que “declara la caducidad de las concesiones y la confiscación de las propiedades de la Standard Oil de Bolivia” (FRUS, 1937, Vol. V, Nº11). Norweb, luego de reunirse con el Ministro de Relaciones Exteriores de Bolivia, Enrique Finot, explicó a sus superiores, el 16 de marzo, que Bolivia habría justificado la nacionalización por la evasión de impuestos de la Standard Oil, además de la actitud de dicha empresa durante la Guerra del Chaco en nuestra contra. El diplomático estimó, en función de las palabras y actitud del Ministro boliviano, que:

el Gobierno está contento detener un pretexto para confiscar la propiedad de la compañía sin necesidad de indemnización y, más allá de la relativa poca importancia del reclamo, mira sus acciones como justificadas desde un punto de vista legal y bien merecidas (FRUS, 1937, Vol. V, Nº 12).

En este sentido, el Departamento de Estado planteó su posición oficial en una comunicación a su representante en Bolivia del 26 de abril. En el documento se pedía a Norweb transmitir al Gobierno de Bolivia que:

el Gobierno de los Estados Unidos cree que el escrupuloso cumplimiento de los compromisos contractuales por todas las partes relacionadas con el mismo es esencial para relaciones comerciales armoniosas y mutuamente beneficiosas. El Gobierno [de EEUU] manifiesta la sincera esperanza de que las dificultades actuales entre el Gobierno Boliviano y la Standard Oil de Bolivia se resuelvan en una manera equitativa para todos, mediante discusiones amistosas sostenidas en una atmósfera que lleve a una resolución satisfactoria (FRUS, 1937, Vol. V, Nº 10).

A continuación presentamos la Resolución Suprema de caducidad en su integridad:

VISTOS: Los obrados del proceso contra The Standard Oil Co. de Bolivia por defraudación de los intereses fiscales; y

CONSIDERANDO: Que por la documentación presentada por The Standard Oil Co. de Bolivia, se comprueba plenamente la producción de Petróleo en los pozos Bermejo, en 1925 y 1926 y su exportación del territorio de la República;

Que en el año 1928 la citada Compañía, al exigírsele el pago de patentes petroleras correspondientes al período de explotación, manifestó en varios escritos no haber producido petróleo y más aún, no estar en posibilidad de producirlo, siendo así que tenía evidencia de lo contrario puesto que había autorizado la exportación de este producto desde el campamento Bermejo en Bolivia al de Agua Blanca en la Argentina;

Que ratificó su negativa de haber producido petróleo con el hecho de no entregar las liquidaciones semestrales a las que estaba obligada en virtud de su contrato, manifestando más bien, que no había producción y por tanto no había lugar a presentar ninguna liquidación;

Que a base de estas falsas afirmaciones eludió el pago de patentes y la entrega de la regalía correspondiente al Estado, defraudando los intereses fiscales en forma manifiesta;

Que el contrato suscrito con esta Compañía en 27 de julio de 1922, no es sino una aclaración del contrato anterior sobre el mismo asunto, firmado en 1920 con Richmond Levering and Co., ya que en 1922 no era posible suscribir legalmente un contrato en contraposición expresa de la Ley Orgánica de Petróleos de 1921, y que en vista de ello The Standard Oil Co. explicó que no se trataba de uno nuevo, sino de la subrogación del de Richmond Levering and Co., que era anterior a la Ley, sin rescindirlo ni dejarlo sin efecto;

Que en la cláusula décima-octava del contrato de Richmond Levering and Co., se estipula que el Gobierno podrá declarar su caducidad o rescisión administrativamente, por defraudación de los intereses fiscales; caducidad que importa para los capitalistas la pérdida de todos los derechos a los bienes que tuvieran en el país, los que pasan a propiedad exclusiva del Estado;

Que mientras se define la forma en que el Estado administrará los campamentos petrolíferos, pozos y refinerías de The Standard Oil Co., con todos sus anexos, enseres, útiles, etc., éstos podrán ser manejados por YPFB;

SE RESUELVE: Declárase la caducidad de todas las propiedades de The Standard Oil Co de Bolivia, dentro del territorio de la República, por defraudación comprobada de los intereses fiscales.

Todos los bienes de la Compañía mencionada que se hallaren en territorio boliviano al tiempo de dictarse la presente Resolución pasan a propiedad del Estado.

Hasta que el Gobierno lo crea conveniente, quedará encargado de la administración y manejo de todos los bienes de la Compañía, que en virtud de esta caducidad pasan a poder del Estado, la entidad oficial “Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos” (YPFB) (Gaceta Oficial de Bolivia).

Elaborado por: Equipo CiA.bo

Resolución Suprema de 13-3-1937 Gaceta Oficial de Bolivia

Hoz de Vila Bacarreza, Víctor. (1988) Petróleo. Referencias y su legislación en Bolivia (segundada edición). La Paz: Los Amigos del Libro.

Oficina del Historiador del Departamento de Estado de Estados Unidos, Foreign Relations Of The United States.(FRUS), 1937, vol. V, N° 10; N° 11; N° 12En: http://digicoll.library.wisc.edu/cgi-bin/FRUS/FRUS-idx?type=

article&id=FRUS.FRUS1937v05&did=FRUS.FRUS1937v05.

i0006&q1=bolivia pág. 278

Fuente foto: web

Deja una respuesta:

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Mobile Sliding Menu