EEUU CONDICIONA LA COMPRA DE ESTAÑO AL PAGO DE UNA INDEMNIZACIÓN POR LA NACIONALIZACIÓN DE LAS MINAS DE 1952 (12/3/1953)

In Calendario Bolivia

UN DÍA COMO HOY, 12 de marzo de 1953, a través de un telegrama confidencial, el Secretario de Estado, John Foster Dulles, informó al embajador en La Paz, Edward Sparks, que la agencia estadounidense Corporación Financiera de Reconstrucción (RFC) ya no estaría interesada en un contrato de compra de estaño boliviano. Según Dulles, las razones obedecerían al fenecimiento de la oferta y que EEUU dispondría de las reservas suficientes de estaño. Sin embargo, el telegrama indica que la posibilidad de reabrirla discusión requeriría la indemnización por la nacionalización de las minas (1952). A pesar de la disposición del gobierno local para dicha indemnización, EEUU continuó ejerciendo presión en un asunto tan delicado como la venta de estaño, la principal materia prima de exportación boliviana.

Al día siguiente, el embajador Sparks envió un telegrama confidencial al Departamento de Estado, en el que reportaba las primeras reacciones del Gabinete boliviano sobre la decisión de la RFC. Indicó que el Ministro de Relaciones Exteriores, Wálter Guevara, admitió que el Gobierno de Bolivia había sido advertido sobre la vigencia de la oferta del contrato, añadiendo que el mismo quiso aceptar la oferta pero que los EEUU habían unido la adquisición al tema de la indemnización por la nacionalización de las minas como condición política; cuestión que requería tiempo para resolverse.

Sparks finalizó su telegrama indicando que esta situación generaría antipatía hacia EEUU en Bolivia, aspecto que puede ser explotado por algunos sectores del Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR), y que sin la compra del estaño por parte de EEUU la economía boliviana se enfrentaría al caos con las consiguientes consecuencias políticas (la posibilidad de la emergencia comunista).

En torno a las negociaciones para la indemnización entre la Corporación Minera de Bolivia (COMIBOL) y los denominados “Barones del Estaño” (Patiño, Aramayo y Hochschild), una nota editorial del Departamento de Estado de EEUU menciona que en un memorándum, del 27 de abril, el Gobierno de Bolivia informó a la Embajada de EEUU que se logró un acuerdo de indemnización así como la firma de un acuerdo ad referéndum sobre estaño y tungsteno con el grupo de Patiño.

Sobre esto, el embajador Sparks envió un telegrama confidencial al Departamento de Estado, el 7 de mayo, manifestando: “Ahora estoy satisfecho con el Gobierno boliviano” porque ha firmado un acuerdo con Hochschild y Aramayo en las mismas condiciones del acuerdo con Patiño. Y añadió, reconociendo la presión ejercida al gobierno boliviano,  “la insistencia de Estados Unidos en la solución del problema de la indemnización y la negativa a discutir el plazo del contrato ha generado una presión que influyó en este cambio radical en la política del Gobierno de Bolivia, pero esta misma presión, aunque aplicada involuntariamente, deja a los Estados Unidos parcialmente vulnerables a cargos en Bolivia y América Latina”.

Sparks finalizó indicando que la nueva política de Bolivia, relativa a la política de indemnización, sólo podría implementarse si conservaba su mercado de venta de estaño, por lo que recomendó el inicio de negociaciones para definir el plazo de un contrato de estaño.

Oficina del Historiador del Departamento de Estado de Estados Unidos. Foreign Relations ff The United States, FRUS, 1952-1954, vol. IV, Nº 152, 153, 155 y 156.

Quintana, Juan Ramón (Coord.) (2016). Axel Arias J., Suseth Rodríguez, Florencia Tonconi y Roberto Linares. Un Siglo de Intervención de EEUU en Bolivia 1900-2000. Tomo IV. 1950-1964. La Paz: Ministerio de la Presidencia.

Fuente foto: web

Elaborado por: Equipo CiA.bo

Deja una respuesta:

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Mobile Sliding Menu