COCALEROS DECIDEN EXPULSAR A INSTITUCIONES DE EEUU DEL CHAPARE (14-2-2006)

In Calendario Bolivia

Un día como hoy en 2006, el VIII Congreso de la Coordinadora de las Seis Federaciones del Trópico de Cochabamba determinó expulsar a todas las instituciones estadounidenses que trabajaban en el Chapare. El principal dirigente cocalero, Julio Salazar, afirmó que con las resoluciones asumidas en dicho Congreso “terminará el sometimiento” boliviano a la embajada estadounidense. Por su parte, el vocero del Gobierno, Alex Contreras, manifestó que el gobierno analizará esta determinación porque “hay muchas organizaciones que están manejadas por el Gobierno estadounidense (…) que ya no tienen razón de ser”, concluyó.

Contreras también manifestó que se tiene que respetar la determinación de los cocaleros ya que:

se trata de una de las organizaciones sindicales y políticas más importantes del país. Entiendo que se tendrá que dialogar con el Gobierno de Estados Unidos para ver la mejor forma de que esas instituciones, que han cumplido su ciclo, puedan abandonar el trópico de Cochabamba.

Para Salazar, la lista de las principales instituciones que tenían que dejar el trópico estaban encabezadas por la Oficina Antinarcóticos de la embajada de EEUU (NAS), el Programa de Desarrollo Alternativo (PDAR), la Administración de Drogas y Narcóticos (DEA) y la Agencia de Cooperación Comunidad Hábitat y Finanzas (CHF), entre otras más.

Por su parte, Contreras explicó que la infraestructura de estas instituciones represivas podría, por ejemplo, ser utilizadas como sedes de educación. Al respecto declaró lo siguiente:

se ha pensado en la construcción e instalación de la Universidad del Trópico de Cochabamba, que puede usar parte de las edificaciones que tienen estas instituciones estadounidenses en el trópico para habilitarlas como centros de formación superior.

Finalmente, el vocero del Gobierno Boliviano afirmó que:

hay muchas organizaciones que están manejadas por el Gobierno estadounidense, por ejemplo, aquellas que se encargan de todo el asesoramiento de la DEA, que ya no tiene ninguna razón de ser, porque ellas son instancias represivas y nosotros tenemos la seguridad de que en este Gobierno la represión no existirá.

Con esta declaración, Contreras recordó que desde hace más de un año no se habían registrado hechos de violencia, ni de represión, ni atentados a los derechos humanos en la zona del Chapare. Por lo tanto, “estas instituciones deben readecuarse a la realidad del trópico de Cochabamba, que ha cambiado desde la victoria de Evo Morales”, concluyó.

Periódico El Deber, 15 de febrero de 2006

Elaborado por: Equipo CiA.bo

Deja una respuesta:

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Mobile Sliding Menu